¿Qué garantía tiene un coche de segunda mano?

Cuando se toma la decisión de comprar un coche usado, a muchos conductores les surge una duda: ¿el vehículo de segunda mano tendrá garantía? Y si la tiene, ¿qué aspectos cubrirá dicha garantía y durante cuánto tiempo? Ante tal cuestión los consumidores deben tener total tranquilidad respecto a este tema ya que, en cualquier caso, el coche estará amparado por una garantía con la que el comprador estará protegido ante posibles defectos, averías o vicios ocultos anteriores a la compra.

Aunque existe garantía en todos los vehículos vendidos de segunda mano, independientemente de que el vendedor sea un profesional o un particular, lo más importante es asegurarse de que el vehículo que vas a comprar esté en buenas condiciones, y para ello desde BERCAR ofrecemos el servicio de certificación de vehículos de ocasión, donde examinamos el vehículo y emitimos un completo certificado donde indicamos el estado real del vehículo, realizando así una compra SEGURA.

VENDEDOR PARTICULAR

Según la legislación vigente, cuando la venta la realiza un vendedor particular, es el propio Código Civil en sus artículos 1461 y 1484 el encargado de establecer el marco legal de la garantía.

En el artículo 1484 regula los vicios o defectos ocultos, defecto interno y grave, en la compra venta de cualquier objeto entre particulares. Además, del artículo 1461 se extrae que “el vendedor está obligado a la entrega y saneamiento de la cosa objeto de la venta”. Esto significa que el automóvil no debe presentar defectos ocultos y que debe estar libre de cargas o gravámenes, lo que proporciona una gran seguridad al conductor que lo adquiere.

De esta forma, en caso de que el comprador detecte algún defecto oculto durante los seis meses posteriores a la entrega del coche, el vendedor estará obligado a responder por ello. Una vez que se realice una denuncia y se demuestre que el defecto es anterior a la compra del vehículo, el vendedor bien deberá abonar el importe de la reparación necesaria o bien deberá rescindir el contrato de compra venta y devolver el importe de la transacción al comprador. Asimismo, el vendedor deberá responder de los vicios ocultos aunque los ignorase en el momento de la venta.

El tiempo de garantía entre particulares es de seis meses.

Cabe recordar que los defectos a los que se refieren estos artículos son aquellos que lo hagan impropio para el uso al que se destina o disminuyan su uso de forma que, de haberlos conocido, el comprador no habría adquirido el vehículo o hubiera pagado menos por él. En este sentido, es importante tener en cuenta que los únicos vicios o defectos ocultos que podrá reclamar el comprador son aquellos que ya existieran con anterioridad a la compra-venta. Si los vicios o defectos se presentan o manifiestan después de la adquisición, el vendedor no será responsable por ningún motivo.

VENDEDOR PARTICULAR

Si la compra del automóvil de segunda mano se realiza a través de un profesional (es decir, un concesionario de segunda mano o servicio de compra venta), la cobertura de la garantía viene recogida en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y los Usuarios.

Tal y como indica esta ley, el vendedor tiene la obligación de que el vehículo se entregue al comprador según aparece en el contrato. Si el comprador detecta alguna avería oculta durante el primer año desde la fecha de venta del coche, el vendedor profesional deberá repararla, devolver el importe de la venta o sustituir el coche por otro de características equivalentes. Por tanto, las características son similares si bien el periodo que abarca la garantía es mayor en este caso. La garantía de un coche de segunda mano cuando la venta la realiza un profesional es de un año.

En definitiva, ya sea entre particulares o a través de un concesionario profesional, lo que todo conductor debe tener muy claro es que su compra siempre estará protegida mediante una garantía. Esta tranquilidad debe ser la base a la hora de adquirir un automóvil de segunda mano.

Y es que, además de incorporar la ventaja de un precio mucho más competitivo que un coche nuevo, estará cubierto por una garantía de entre seis meses y un año en función del origen de la compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.